jueves, 22 de marzo de 2012

FLORES Y ALMEJAS EN SALSA VERDE

Este invierno no había provado todavía las alcachofas fescas, unas veces por que venían quemadas del frió y otras veces por su precio, pero hoy la calidad precio de las que encontré me encajaron y me apetecía hacer esta receta que tenia atascada desde  ya hace tiempo en la cabeza.

La alcachofa tiene muchas propiedades y entre ellas las propiedades diuréticas y digestivas de la alcachofa, permiten que el hígado aumente la producción de bilis, que favorece la digestión de alimentos, reduce los niveles de colesterol al facilitar su expulsión del organismo y es un hepatorregenerativo, es decir, regenera las células del hígado. También ayuda a la vesícula biliar, estimulando la producción de los jugos biliares, previniendo la formación de cálculos, y todo eso junto su bajo contenido en calorías, así que no dudéis en consumir alcachofas, y vamos al grano.


INGREDIENTES:

Alcachofas.
Almejas.
Aceite de oliva.
Cebolla.
Ajos.
Guindilla.
Harina.
Sal.
Perejil.
Limón.
Bicarbonato.

Preparación:

Cada maestrillo tiene su librillo a la hora de cocer la alcachofas, unos la cuecen enteras y  después de limpias la quitan las partes mas duras, otros las cuecen en un caldo blanco, otros en agua y zumo de limón, y otros con perejil., todas estas formas de cocer las alcachofas para que no se pongan negras ,
yo en este caso use una mezcla , puse en una cacerola agua, un poco de sal, unas gotas de limón, un buen ramo de perejil picado y una pizca de bicarbonato,  despojar a la  alcachofa  de su parte mas dura, , pelar el tallo y según vamos limpiando agregar a la cacerola, para después cocer , el tiempo de cocción dependera de lo tiernas que las compremos, en este caso con media  hora de cocción tuvimos bastante.

Mientras limpiaba las alcachofas tuve las almejas en agua mezclada con un par de cucharadas de sal, y un chorrillo de vinagre, para que las almejas soltaran la tierra y  suciedad, para después abrirlas con un chorrito de vino blanco y tendremos reservadas para el final de la receta.

Para preparar la salsa, pocharemos cebollas y ajos picados en un par de cucharadas de aceite, junto con  una guindilla, cuando lo tengamos pochado, agregamos una cucharada de harina, dorar y agregar el caldo de cocción de las almejas, y un cacito del agua de cocción de la alcachofas y reservar caliente, sacar las alcachofas cocidas y trocear en cuartos, rebozar en harina y freír en aceite par después agregar a la salsa que tenemos preparada junto con las almejas abiertas y  perejil picado, cocer todo junto un par de minutos y ya tendremos preparada la receta.



Y no  dejéis de comer esta verdura tan  rica .

nos vemos

bye

8 comentarios:

  1. Madre mía, que buena pintaaaaa tiene eso...

    Gema

    ResponderEliminar
  2. Hola! hemos creado esta página http://www.cazarecetas.com, donde puedes subir tus recetas, promocionar tu blog y ganar dinero con ellas, damos premios al acabar el mes. Nos gustaría que participases. Te invitamos a que le eches un vistazo a ver si te interesa.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Que rico! Lo buena que esta la salsa verde...Tu receta me parece magnífica!! :)

    ResponderEliminar
  4. nunca he probado así las alcachofas, me gusta!!!!

    ResponderEliminar
  5. Me parece exquisito. menudo plato mas rico y rico. para mojar y mojar sin parar. las alcachofas tienen que estar deliciosas.
    laura

    ResponderEliminar
  6. Con lo que me gustan a mi las alcachofas! Nunca me había planteado prepararlas con almejas, qué combinación tan estupenda!

    ResponderEliminar
  7. que ricas las alcachofas, me encanta la receta y que interesantes todas sus cualidades! una receta desde luego muy para tener en cuenta! un besito guapa!

    ResponderEliminar
  8. Guauuuuuuuuuuuuuuuuu, nos lo contaste...pero nada que ver con ver el PLATITO.... hummmm no quiero imaginarme como estaría de sabor.. las pienso hacer no lo dudes.
    Besitos

    ResponderEliminar

De tus comentarios tambien se aprende.